.40 S&W

Todo sobre calibres, pólvora, grains, balas.
polvora
Maestro
Maestro
Mensajes: 811
Registrado: 20 Oct 2019 15:10

.40 S&W

Mensaje por polvora »

Buen comienzo, una actualidad incierta El calibre 10 mm. ha sido desde la introducción del cartucho metálico una meta para todos los fabricantes de armas y municiones. Ejemplos como: .41 Short Colt; .41 Long Colt; .38-40 Winchester; 10,4 Bodeo, y a otros surgidos en los primeros tiempos se le suman: 10 mm. Auto.; .41 Mágnum y el .40 Smith and Wesson. En la actualidad he visto cierto interés entre los usuarios de armas cortas la necesidad de utilizar un cartucho más potente que el 9 mm. Parabellum. Por tanto, de los de más nueva hornada surge el .40 S&W y el .10 mm. Auto, cuyas pistolas suelen tener mayor capacidad que las del .45 ACP y uno menos aproximadamente que las del 9 mm. Parabellum.   El cartucho ImagenLa eterna pretensión del 10 mm. es el áureo medio entre el 9 mm. y cartuchos como el .45 ACP, sobre todo por los problemas de espacio que origina recamarar a éste último de grandes dimensiones. Ello se ha logrado en parte porque de hecho en muchas de las armas calibre 10 mm. Auto o inclusive en las .40 Smith and Wesson se utilizan los armazones de las recamaradas al .45 ACP. No obstante, hay muchas que mantienen las dimensiones de las de 9 mm., con lo cual ganamos en cuanto reducir el tamaño de la pistola y aumentar su poder de detención. Un cartucho de diámetro similar, que fue muy interesante, era el .41 Action Express, diseñado por Evan Whildin, Presidente de Action Arms, en 1986. Tenía la particularidad de usar una vaina con un culote rebatido de igual diámetro que el 9 mm. Parabellum y un cuerpo que permitía acoger un proyectil de 10 mm. De hecho, muchas pistolas Browning Hi Power cambiaron sus cañones y muelles recuperadores y, según el tipo de cargador, podían usar el mismo, abrirlo ligeramente o cambiarlo por uno nuevo. Es decir, con el mismo armazón, corredera y uña extractora cambiábamos de una 9 mm. Parabellum a una calibre .40. ImagenCartuchos calibre .40 S&W de Remington con punta Golden Saber, una de las mejores opciones para defensa También aparecieron pistolas ya recamaradas el .41 Action Express como: Action Arms (empresa que diseñó el cartucho), que utilizaba un clon de una Cz-75, la AR-88, también IMI sacó su pistola Jericho 941 y otras. La primera munición comercial en .41 Action Express fue producido por Samson en Israel con un proyectil de 200 grains y daba 1.000 p/s, con lo cual es el cartucho que más se parece en rendimiento al .40 Smith & Wesson. El .40 S&W fue una coproducción entre Winchester y Smith and Wesson y el proyecto quedó claro a los seis meses de haberse reunido ambas compañías en junio de 1989. Mr. Bersett, de Winchester, y Mr. Melvin, de S&W, fueron los responsables primigenios del desarrollo. Por esas fechas el FBI estaba trabajando con armas en 10 mm. Auto y rápidamente estos dos diseñadores se dieron cuenta de que lo que dicho organismo oficial realmente necesitaba podía lograrse con un cartucho más corto. De este modo, se encontraba un punto medio entre tamaño de empuñadura y precisión intrínseca. Para los detractores del .40 S&W, lo rebautizaron como Short & Weak, es decir, corto y débil. En este caso, como en otros, esta discriminación de origen negativo resultó ser positiva, pues es la vaina más corta y reduce su energía cinética a valores que hace que sea fácil doblar el tiro, aspecto muy importante en un arma de defensa. Otra diferencia entre el .40 y el 10 mm. es que el primero usa pistones Small Pistol, mientras que en el segundo son Large Pistol. Si hablamos de defensa personal en el calibre .40 Smith and Wesson encontramos proyecitles excelentes, como: Speer Gold Dot, Federal Hydra-Shok y HST y Hornady XTP, por sólo citar algunos. ImagenÉsta es la opción que ofrece Federal con su Premium Ammunition En todo artículo que se precie del .40 Smith & Wesson se lo compara con el 10 mm. Auto. Apareció en 1983 y la primera pistola que lo disparó fue la Bren Ten, producida por Dornaus & Dixon Enterprises de Huntington Beach, California. Tenía una capacidad de 11 cartuchos y, como la CZ-75, era de doble y simple acción. Sonny Crockett de Corrupción en Miami fue quien puso de moda la BrenTen. A los pocos años la firma Colt dio una rápida respuesta, que después tuvo que poner a punto, con su Delta Elite. Es un cartucho original de pistola semiautomática muy potente, solo por debajo del .44 Auto Mag, .45 Winchester Mágnum, .475 Wildey y  la .50 Action Express. Para no dejar dudas, sé que hay pistolas como la Desert Eagle y otras que disparan el .44 Remington Mágnum, pero este cartucho es originariamente de revólver. El 10 mm. Auto trabaja con unas presiones en recámara entre 37.000 y 44.400 PSI. Su energía cinética dobla al .45 ACP. Este cartucho fue en gran parte diseñado por Jeff Cooper y sus asociados. Muchos fabricantes han producido armas en este cartucho que, a mi modo de ver las cosas, es demasiado potente para una pistola de uso defensivo. Por todo lo dicho, creo que el 10 mm. Auto es un buen cartucho para la caza mayor con arma corta, en los sitios civilizados donde se permite esta disciplina de caza, no en España. Durante la década de 1980 ocurrieron dos robos de bancos en Miami donde el FBI tuvo varias pérdidas humanas y por tanto, decidió adoptar la pistola Smith & Wesson Model 1076 en 10 mm. Auto. Asimismo, el organismo requirió otras pistolas en este cartucho, pero rápidamente se dio cuenta de que era demasiado potente y que solo podría ser utilizado por tiradores muy entrenados y de gran fuerza física. Muchas compañías armeras han fabricado pistolas en 10 mm. Auto: Laseraim Arms Series I Auto Pistol. L.A.R Grizzly Mak I, Glock 20, Desert Industries War Eagle. Ver Tablas comparativas   Las armas más comunes ImagenComparación entre .41 Action Express y 9 mm. Parabellum (izda.). Smith and Wesson ha producido muchas pistolas semiautomáticas en .40 S&W, como: 4006, 4013, Sigma, etc. En la actualidad, tenemos un buen ejemplo con la Shield que, desde el terreno de las pistolas subcompactas de gran potencia, recamara a dos cartuchos de gran energía: 9 mm. Parabellum y .40 Smith & Wesson. Tras su acertada aparición en 2012 rápidamente se encaramó al éxito de ventas y, de hecho, desde entonces a la fecha se han fabricado más de dos millones de ejemplares. Y no ha sido casualidad, pues ésta no existe en los mercados abiertos. En el caso de las Shield recamaradas al .40 Smith & Wesson, la capacidad de los cargadores es en el largo de 7 +1 y en el corto de 6 +1. Perdemos en cantidad, pero ganamos en calidad de respuesta. Otro gran fabricante de pistolas, como Glock no dudó en recamarar sus armas al .40 Smith and Wesson. Ejemplo de ello son los modelos: G22 (más Gen 4), G22 CUT, G22 P, G23 (más Gen 4), G23 CUT, G23P, G24, G27 (más Gen 4) y G35 (más Gen 4 y Gen 4 MOS). También Sphinx con su clon de CZ-75, la AT-2005 Double Action. Para –Ordnance en su serie P, Mitchell Gold Series, Heckler & Koch USP, Desert Industries War Eagle, Daewoo DP51 Fastfire, CZ-75, Browning Hi-Power, Beretta 92 y Cougar, etc.   Y ya me voy Para dejar las cosas lo más claras posibles, si está buscando un arma corta que permita tener la potencia necesaria para la caza mayor, el 10 mm. Auto es el cartucho. Pero, si por trabajo, (policía, etc.), necesita algo potente y un arma más portable, el .40 Smith and Wesson es realmente el cartucho ideal para defensa o de reglamento, pues aporta más poder de detención que el 9 mm. Parabellum y menos retroceso que el 10 mm. Auto. José Cid

Responder